Plato de ducha reforma sencilla

En la actualidad, la mayoría las personas que realizan una reforma en el baño, han decidido colocar platos de duchas para sustituir las tradicionales bañeras. Esto más allá de ser una tendencia de la moda en las reformas, se refiere a lo práctico que estos resultan.

En la actualidad, se pueden conseguir en el mercado platos de duchas de distintas formas, colores y texturas. Esto sin duda alguna, hará de una sencilla reforma en el baño, algo especial sin necesidad de invertir gran cantidad de dinero o tiempo. Además que puede reformarse sin que esto represente una obra mayor.

Plato de ducha reforma sencilla

Ventajas de usar el plato de ducha para reformar el baño

El plato de ducha, es mucho más que la intensión de dar un toque práctico y moderno al espacio. Muchos creen que al incorporarlo, lo que se pretende es modificar la estética pero existen muchos beneficios al usar este versátil accesorio.

Ahorro

Colocando un plato de ducha, se utilizara menos cantidad de agua que la que se utiliza en una bañera. Esto representara un ahorro de dinero, tiempo y lo más importante del agua.

Si se hace un análisis con respecto al dinero, el pago por concepto de agua debería disminuir notablemente. En cuanto al tiempo, la ducha se podrá dar en tan solo unos minutos.

Incluso, puede suceder que por la intensidad y velocidad con que se vive actualmente, en muchas ocasiones las personas no pueden deleitarse del baño. Sin embargo, al tener un plato de ducha siempre se podrá disfrutar de este momento.

En cuanto a los recursos medioambientales, será menor la cantidad de agua que se gastara. De esta manera se protege indirectamente al medio ambiente.

Limpieza

La limpieza y el mantenimiento de un plato de ducha, es mucho más sencillo que el que se debe emplear en una bañera. La superficie del plato es plana y por supuesto mucho más pequeña que una bañera. Aunque muchos encuentran difícil limpiar la mampara, después de haber adquirido práctica, esto se realiza con mucha rapidez.

Espacio

En el momento que se incorpora el plato de ducha a una reforma del baño, se gana mucho más espacio. No solo es la sensación de amplitud que esto transmite, sino que al pretender hacer una sencilla modificación utilizando el plato, se podrá colocar mobiliarios o hacer cambios que no representes grandes obras pero que ofrezcan un espacio diferente.

Comodidad

Más allá de realizar un cambio desde el punto de vista estético del baño, se buscan dos cosas, la primera es aumentar el espacio y la segunda generar comodidad a quien lo utilice.

En tal sentido, no hay nada más cómodo y fácil de usar en los baños que el plato de ducha. Incluso si se desea aumentar la seguridad, se puede colocar una superficie antideslizante para evitar accidentes.

Reforma sencilla

Colocar un plato de ducha, es la manera más rápida y económica de iniciar una reforma en el baño. No solo porque brinda modernidad, sino que también permite colocar nuevos elementos en la decoración para hacer que la reforma sea más notable.

Plato de ducha reforma sencilla

Errores que se deben evitar al incorporar un plato de ducha en la reforma

Cuando se realiza una reforma sencilla, se pretende no solo aportar comodidad a las personas, también se desea disfrutar de un trabajo bien hecho que permanezca en el tiempo. Existen errores básicos que se comenten cuando se incorpora un plato de ducha en el baño. A continuación se mencionan los siguientes:

No realizar la limpieza correcta de las piezas de PVC

Cuando se realiza la reforma y se sustituye la antigua bañera por el plato de ducha, muchas personas olvidan limpiar las piezas de PVC. Este proceso no lleva mucho tiempo y se realiza con un producto que no es costoso.

Si esto llega a suceder, podrían quedar impurezas en las uniones y justo donde se coloca el plato, podrían producirse hongos, moho y por supuesto mal olor.

No realizar una correcta unión entre el plato y el suelo

En una reforma sencilla, seguramente se pretende colocar un plato de ducha a ras del suelo. En este caso es de vital importancia sellar la zona que unes estos dos elementos. Para ello se recomienda utilizar silicona traslucida o transparente.

Cuando no se sellan las uniones, pueden generarse filtraciones y humedades que obliguen a corto plazo a realizar nuevos trabajos para corregirlo.

No asentar el plato de ducha

Uno de los errores más comunes, es que en el momento de colocar el plato de ducha, no se asienta correctamente sobre la superficie de arena y cemento. Aunque la reforma es sencilla, esto no significa que no deban tomarse todas las previsiones para que el trabajo quede bien hecho.

La persona que instala el plato de ducha, debe constatar que los ángulos estén bien aplomados. Una manera rápida y práctica de hacerlo, es colocarlo sobre la superficie que servirá de asiento y posteriormente retirarlo. De esta mera será el mismo plato el que indique si el procedimiento para asentarlo se está realizando de manera correcta.

Utilizar poca arena

Cuando se va a instalar el plato de ducha, debe quedar lo suficientemente adherido a la superficie. En este caso la capa de arena sobre la que se colocara el cemento, debe tener por lo menos 25 milímetros de grosos.

En algunas ocasiones sucede que en el momento en que se coloca el plato, este grosor no se respeta. De ser así no fijara correctamente.

No resguardar el desagüe

Al realizar una reforma sencilla en el baño, se debe resguardar el desagüe. Puede suceder que mientras se extiende la arena y el cemento, entren restos de estos materiales en el ducto. Esto generaría una obstrucción importante.

Si se solidifican esos materiales en el desagüe, el sencillo trabajo de reforma que se tenía previsto, se transformara en una obra de envergadura ya que será necesario demoler para poder cambiar las tuberías. Esto aumentara considerablemente el costo de la reforma.

Modelos de platos de ducha para una reforma sencilla

Dependiendo del dinero que se piensa invertir en el plato de ducha,  pueden conseguirse en el mercado varios modelos que se pueden utilizar en una reforma sencilla del baño.

Platos de ducha cerámicos

Estos platos están fabricados de arcilla y feldespato. Son muy vistosos y tienen la particularidad que son muy resistentes al tiempo por lo que no cambian de color. La desventaja que ellos presentan, es que su superficie es muy lisa y resbalante.  Sin embargo, son de los más económicos.

Plato de ducha acrílico

Este es el plato de ducha ideal para ser utilizado en una reforma sencilla del baño, está fabricado con una mezcla de fibra de vidrio recubierto con una capa acrílica. Son de gran firmeza y mucho menos pesados que otros. Son antideslizante y tienen gran resistencia a los golpes.

Si se hace una comparación precio valor, cuando se quiere realizar una reforma que no por sencilla deje de ofrecer belleza y durabilidad, se debe escoger este tipo de platos.

Palto de ducha de piedra natural

Estos platos se fabrican de granito, mármol, cuarcita o pizarra. Desde el punto de vista estético son de los más hermosos. Sin embargo, los usuarios suelen quejarse que al tacto son muy fríos.

Su costo es muy superior al de otros platos y por lo general son reemplazados antes de cumplir los tres primeros años.

Plato de ducha de carga mineral

Estos platos poseen un componente de mármol y resina. Quienes deciden reformar sus baños escogen estos modelos ya que son extraplanos, es decir su altura es mínima.

El punto está en que son los más costosos del mercado español. Pero no puede dejarse a un lado, ya que son muy duraderos, no solo por su material sino también por que tienen una capa de pintura similar a las usadas en los barcos. Además son hermosos y seguros ya que son antideslizantes.

Plato de ducha de obra

Este tipo de plato, lo realiza el albañil en el momento en que ejecuta la reforma en el baño. Por supuesto, son mucho más económicos que cualquier otro y su construcción es muy rápida.

Desde el punto de vista estético, son hermosos siempre pero esto dependerá  del trabajo que haga el albañil. Además, es importante realizar una pendiente de manera correcta. Esto porque podrían generarse problemas para evacuar el agua por lo que a corto plazo se deberá sustituir el plato por otro.

Elementos a considerar para comprar el plato de ducha

Existen gran cantidad de modelos de platos de ducha, pero la intención es elegir una opción que se adapte a las necesidades y el espacio del baño. Por ejemplo, existen aspectos que son realmente importante y se deben considerar en la elección de este accesorio.

Tamaño del baño

Es fundamental que si la sala de baño es pequeña, se elija un plato de ducha que permita aprovechar al máximo el espacio. El recomendado en este caso sería uno cuadrado o en ángulo. Si el baño es amplio, se podrá colocar uno rectangular. Incluso si se quiere ser mucho más práctico, se puede encargar a la medida.

Materiales

Este punto es de vital importancia ya que aquí se conjugan factores tales como la durabilidad o resistencia, la seguridad que proporcionan los platos de ducha e incluso la facilidad en la limpieza. Según como estén fabricados, podrán aportar en mayor o menor grado ventajas en cuanto a estos factores.

El baño debe ser un espacio confortable y seguro y se ha decidido hacer una reforma sencilla utilizando un plato de ducha, debe tomarse en cuenta las necesidades de quienes lo utilizaran de manera que sea funcional para todos.

Por otra parte, es importante recordar que una reforma sencilla no tiene por qué dejar de ser llamativa y hermosa. En tal sentido deben combinarse la estética y la seguridad para darle al baño un estilo diferente.