Como conseguir un hogar acogedor

Un hogar acogedor no es más que una casa confortable y cómoda que tiene su propio concepto establecido por quienes la habitan ya que lo que para algunos podría representar un lugar grato, para otros no lo seria. Sin embargo mediante la decoración se pueden establecer estilos de vida propia sin necesidad de llegar a una remodelación total de la arquitectura del lugar.

Las personas suelen darse cuenta de lo agradable en el momento en que lo experimentan es por ello que cuando se desea que un hogar sea acogedor se mezclan una serie de sensaciones que pueden ser emocionales, físicas e intelectuales y para que esto pueda ser posible, se requiere de un efecto tangible que vaya mucho más allá de lo visual.

Por lo tanto, el concepto de un hogar acogedor dependerá directamente de las claves decorativas así como lo que desean las personas quienes lo habitan.

Hogar acogedor

Como lograr tener un hogar acogedor

Para tener un hogar acogedor no necesariamente se deben invertir grandes cantidades de dinero ya que solo con poner especial énfasis en cada uno de los detalles se podrán logran grandes cambios que generen esa sensación de comodidad. Dentro de lo que se debe tener en cuenta destaca los siguientes:

La entrada

La primera impresión que transmitirá lo acogedor que pueda ser un hogar comenzará por la entrada y para ello se deben incorporar elementos que armonicen con el resto de la decoración por ejemplo, la puerta debe ser no solo un elemento de protección sino también de decoración.

Colocar una alfombra o piso llamativo incidirá en la sensación de bienestar, calidez y armonía. Así mismo, se puede colocar una pequeña fuente con algunas plantas acuáticas en su interior y que contraste con adornos de metal que se coloquen en la pared. Por supuesto la entrada debe contar con suficiente fuente de iluminación artificial en las noches.

Iluminación interior

Si hay algo que le da calidez a un hogar transmitiendo una sensación acogedora es la iluminación por lo que es recomendable contar con luz natural suficiente, pero si se tienen ventanas pequeñas entonces se debe recurrir a la luz artificial en este caso es fundamental incorporar lámparas de techo o de pie que puedan iluminar sectores específicos y estas deben tener bombillas de luz cálida.

En los actuales momentos se usa mucho las bombillas led que disminuyen considerablemente la factura de electricidad. Por otro lado una buena idea son las luces regulables que permiten escoger la intensidad de la iluminación, es decir se puede disminuir el brillo en un espacio sin necesidad que este se vea lúgubre, también se utilizan estas luces regulables para dar un toque de romanticismo a algunos espacios del hogar.

Cortinas

Las cortinas vienen a ser un complemento dentro de la iluminación ya que estas deben dejar pasar un poco de luz. Así mismo, deben combinar con la pintura de las paredes y tener una perfecta armonía con el resto de la decoración. Las cortinas no tienen por qué ser un elemento que impida la circulación del aire por lo que durante el día este pueden ser abiertas y sujetadas a la pared a ambos lados de la ventana.

Si se desea dar un toque más moderno al hogar manteniendo lo acogedor, se puede optar por colocar persianas ya que no solo permiten el paso de la luz al hogar sino que también ayudan a administrar la entrada de aire. En cuanto al costo, dependerá de la calidad y el tipo de las que se escojan pero por lo general serán un poco más costosas que unas cortinas.

Decoración con velas

Si hay un elemento que le da sobriedad y calidez a un hogar es sin lugar a dudas la decoración con velas, estas pueden ser utilizadas no solo para iluminar sino también para aromatizar lo que dará un olor característico a la casa. Es importante que se sepa que esta iluminación no sustituye de ninguna forma la artificial ya que si se pretende utilizar solamente las velas para alumbrar una estancia, se podría generar oscuridad lo que va totalmente en contra del concepto de hogar acogedor.

Detalles personales

Una mesa donde se puedan exponer fotografías de la familia, no solo personalizan el hogar y llama la atención de las visitas sino que también llenan de gratos recuerdos ya que se pueden mostrar fotos de la familia vacacionando o de familiares que se encuentran lejos. Así mismo, se sugiere que se usen marcos que armonicen con el resto de la decoración del salón.

Uso de la madera

Si la madera se utiliza correctamente en la decoración puede transmitir una sensación acogedora ya que por sus características no existe ningún otro material que genera tanta calidez. La madera permite tener un estilo rustico o también delicado dependerá del tipo de madera que se utilice así como el acabado que se le dé.

La madera no debe limitarse solamente a los muebles sino que se puede incorporar en paredes, techos y accesorios. Una de las grandes ventajas de utilizar la madera en la decoración de un hogar acogedor, es que esta produce un olor característico e inconfundible para quien habita la vivienda.

Uso de las pantas

Las plantas de interior ayudan a darle color al hogar, se pueden incorporar plantas con o sin flores y muchas de ellas no necesitan grandes cuidados por lo que se pueden tener dentro de la casa sin necesidad de dedicarles mucho tiempo. Las plantas no solo forman parte de un hogar acogedor sino que pueden utilizarse para dividir ambientes de forma natural e incluso se colocan como decoración en las mesas.

Alfombras

Una de las sensaciones más placenteras que pueden existir, es llegar cansado a casa y caminar descalzo sobre una alfombra en tal sentido no se requiere alfombrar todo el hogar ya que se puede utilizar solo en espacios específicos, incluso si el presupuesto es bajo para decorar todo la sala o habitación, se pueden recurrir a pequeños tapetes que se colocan a un lado de la cama o delante del sillón de la sala de estar.

Sillas y muebles

Los muebles no solo dan estilo a la vivienda sino que hacen que el hogar sea más acogedor, estos no tienen que ser lujosos o costosos ya que un puff, un sillón o incluso un mueble de ratán pueden aportar esa calidez que se requiere.

Estos tienen que ser un elemento concordante con el resto de la decoración y deben transmitir una invitación a disfrutar, descansar y relajarse. En los muebles se incorporan cojines y mantas que se pueden combinar con cortinas, persianas o paredes, la ventaja de esto es que se pueden hacer en casa personalizando aún más los muebles.

Todos estos elementos son fundamentales para tener un hogar acogedor pero nada producirá un efecto de calidez si no se tiene todo en perfecto orden por lo que será necesaria la colaboración de todos quienes habitan el hogar.

Priorización de los cambios para conseguir un hogar acogedor

Sean cuales sean los cambios que se desean realizar en el hogar para convertirlo en un sitio más acogedor, es importante tener una lista de prioridades, para ello es necesario visualizar o imaginar cuales son las modificaciones que se quieren hacer en las estancias.

Recordemos que aunque la decoración es parte de un estilo de vida propio, está siempre estará limitada por los aspectos estructurales y económicos, es por ello dentro de los cambios que deben tomarse en cuenta deben analizarse los siguientes:

Distribución adecuada: Se debe comenzar por establecer si la distribución del hogar es la adecuada para lo que se desea, muchas veces una casa no transmite una sensación acogedora sencillamente porque tiene una mala distribución, es decir con solo cambiar de lugar algunos muebles se podrá notar el cambio. Esta distribución no obedece a ninguna razón en específico ya que la sensación de un hogar acogedor es totalmente individual o personal.

Elementos en la decoración que deben cambiarse o eliminarse: Quizás en el pasado se realizaban decoraciones con materiales y colores que hacían que el hogar fuese acogedor, pero en la actualidad estos mismos elementos producen una sensación de cansancio lo que va en contra del concepto de hogar acogedor.

Es aquí donde debe analizarse como mejorar porque hay muchos espacios que con tan solo un cambio en la paleta de colores pueden realzarse, por ejemplo, si se tiene una pared de ladrillo o piedra y se siente que ya no es parte de la esencia de quienes habitan la casa, se puede optar por cambiarlos adaptando nuevos materiales a la decoración.

Mejorar las proporciones estéticas: En la habitación es una de las estancias que mayor énfasis debe dársele para generar una sensación de calidez y sentirla acogedora, aquí es clave la distribución del espacio ya que si se cuenta con una ventana pequeña deberá aprovecharse al máximo la luz natural pero si por el contrario se tienen ventanales grandes, deben colocarse cortinas o persianas que permitan regular el caudal de luz natural.

Si el espacio lo permite, se recomienda tener en el dormitorio un sillón donde la persona pueda sentarse a leer o ver televisión cómodamente. Debe tenerse un cuarto contiguo si es posible para el vestidor pero si no es posible, se puede incorporar un mueble con diversos cajones que permitan almacenar ropa y cualquier otro elemento para que la habitación se mantenga siempre en orden ya que por lo general el desorden transmite una sensación de caos.

En cuanto a la cocina, se deben tratar de incorporar elementos naturales ya que siendo este uno de los lugares del hogar donde más tiempo se pasa con la familia o invitados, para ello se puede usar la madera o piedra e incorporar plantas como el bambú.

Así mismo, se puede utilizar sartenes, ollas o cualquier otro utensilio de cocina elaborados en arcilla o barro, no hay nada que transmita más sensación de hogar acogedor que unos alimentos ricamente preparados en estos utensilios. La intención es crear un ambiente sin estridencias, es decir no debe sobrecargarse el espacio.