Tributación IVA reducido

Si cumplimos una serie de requisitos, cualquier persona física que esté interesada en realizar una reforma en su vivienda, puede tributar por el tipo del IVA reducido del 10% y no el 21%.

Desde el 14 de abril de 2010 (Real Decreto Ley 6/2010) y con carácter indefinido (Real Decreto Ley 20/2012), tributan al tipo reducido del 10%, en lugar del tipo general del 21%, las ejecuciones de obra de renovación y reparación de edificios o partes de los mismos destinados a viviendas en las que se cumplan los siguientes requisitos:

  1. Quien precise de la reforma,  sea persona física (no vale si es una actividad empresarial o profesional), que la vivienda la utilice para su uso particular, comunidad de propietarios y siempre y cuando las obras se realicen en el propio edificio.
  2. Que haya una diferencia en el tiempo de dos años entre la construcción o rehabilitación de la vivienda en la que se realicen las obras y el inicio de esta reforma.
  3. Y lo mas importante, que la empresa de reformas que se encargue de la ejecución de la reforma en la vivienda del cliente, que los materiales empleados en la reforma, no pasen del 40% del presupuesto total.

Supongamos que el inquilino que esta viviendo de alquiler, quiere hacerse cargo de contratar la reforma, en este caso, si esta en su derecho de tributar por el tipo reducido del 21% y el dueño de la vivienda no podría beneficiarse ya que no es su vivienda habitual, tampoco si la reparación producida en la vivienda y esta la lleva a cabo una compañía aseguradora, al no ser persona física no podría beneficiarse del tipo reducido del 10%.

Se entiende como materiales aportados por la empresa de reformas que va a ejercer las obras de reparación o de renovación, todo aquel material incorporado al edificio, tales como los ladrillos, arena, cal, yeso, ventanas de aluminio, tarima, etc.


No Replies to "Tributación IVA reducido"