¿Por qué instalar un plato de ducha en el cuarto de baño?

Como en cualquier otro sector, la decoración y la restauración de viviendas está marcada por una serie de tendencias que van cambiando con el tiempo. En los últimos años hemos visto cómo el diseño de interiores apuntaba hacia un lado u otro, dictando los colores, el mobiliario y los estilos necesarios para tener una vivienda diez. Uno de los aspectos más discutidos de cara al cuarto de baño es la eterna duda entre el plato de ducha y la bañera.

En estos últimos años, el gusto se ha orientado hacia la decoración vintage por lo que muchos podrán pensar en lo decorativo que es una bañera en el baño. Sin embargo, otras claves se basan en el estilo industrial y el gusto por lo funcional. Más allá de lo estético hay que tener en cuenta las posibilidades que tiene realmente una vivienda.

Así, en este artículo hemos seleccionado los motivos reales por lo que es conveniente instalar un plato de ducha en el cuarto de baño de tu vivienda y cuáles son las posibilidades que ofrece.

Motivos para tener plato de ducha en el baño

Un plato de ducha es perfecto para pequeños espacios

El cuarto de baño es la estancia en la que más metros cuadrados recortan a la hora de diseñar y construir una vivienda. Aunque esto ocurre en las viviendas más antiguas, los pisos de reciente construcción continúan con esta tendencia. De hecho, en pocas viviendas pueden estar dos personas en el cuarto de baño y mucho menos cuando tiene una bañera. Un plato de ducha ocupa menos espacio, dejando más metros cuadrados de la habitación libres. El plato de ducha se adapta con mayor facilidad a un espacio pequeño.

Un plato de ducha es más funcional y segura

Un plato de ducha garantiza mayor seguridad a la hora del baño. De hecho, el accidente doméstico más común es caerse al entrar o salir de la bañera. Esto suele ocurrir a personas con dificultad de movilidad o gente mayor. Los platos para la ducha actuales son más seguros en ese sentido ya que no suponen un problema al estar al ras del suelo. Además, los nuevos materiales de platos de ducha son antideslizantes.

Platos de ducha

Diseño de los platos de ducha

Si buscas una reforma de la vivienda con la intención de hacerla más habitable a la vez que orientada al diseño y las tendencias de moda, un plato de ducha será lo más idóneo para el cuarto de baño. Por ejemplo, los platos para la ducha de resina garantizan ser antideslizantes y tener una alta resistencia a impactos, flexibilidad y gran durabilidad. A su vez, estéticamente son perfectos y se adaptan a cualquier estilo de baño.

Ahorro de la ducha

Contar con un plato de ducha en casa garantiza ahorrar más agua que en una bañera. En cifras generales, se necesitan 100 litros de agua para una ducha y 250 litros para un baño. En los últimos años se ha visto una preocupación creciente ante la escasez de agua, por lo que se han promovido decenas de campañas de sensibilización a favor del medio ambiente y cuyo objetivo es evitar el malgasto de agua. En el nuevo diseño de duchas se busca ahorrar tanto en la cantidad de agua como en el tiempo de calentamiento de ésta.

Una ducha es más higiénica

La bacteria Pseudomonas Aeruginosa habita en el agua y puede permanecer en la bañera muy fácilmente -aunque el cloro se ocupa de eliminarla de forma parcial-. Esta bacteria se refugia en el oído o en la vagina y provoca erupciones cutáneas e infecciones. La bañera es un foco de infecciones provocadas por hongos y bacterias por lo que contar con una ducha es una buena manera de evitarlas.

En este sentido, la bañera siempre va a ser más complicada de limpiar ya que requiere de una limpieza en profundidad. Por su parte, los platos de ducha son muy cómodos de limpiar gracias a que suelen incluir materiales antiibacterias y antimoho.

Entonces, ¿bañera o plato de ducha?

En realidad, esta decisión se debe tomar por el gusto y el interés personal de cada persona. La ducha tiene diferentes puntos a su favor: gasta una menor cantidad de agua, es más cómoda de limpiar, es menos peligrosa y ocupa un menor espacio en el cuarto de baño. Si estás pensando en cambiar la bañera por un plato de ducha, no dudes en contactar con nosotros sin ningún tipo de compromiso y te contaremos las diferentes posibilidades que tienes.

En nuestro blog puedes saber más sobre las características, tipos y formas de los platos de ducha.