Notas a tener en cuenta a la hora de realizar una reforma de vivienda

Vamos a comentar  aspectos que me parecen interesantes a la hora de realizar una reforma de vivienda que nos puede ahorrar tiempo, dinero y quebraderos de cabeza. En esta primera fase es muy importante que el cliente aunque desconozca la calidad  de los materiales porque no es un experto, si es interesante que tenga claro en su mente y si puede plasmarlo en un papel lo  que quiere realizar aunque es verdad que luego hablando con el profesional aportándole ideas pero que el plan a grandes rasgos lo tenga claro, este comentario lo hago porque se nos ha dado el caso de no poder hacer la reforma porque el cliente nunca se acaba de decidir.

El profesional tiene que escuchar atentamente al cliente e ir tomando nota de las necesidades y una vez tomado notas y medidas, se procede a realizar el presupuesto describiendo al detalle y desglosando cada elemento presupuestado para que así de esta manera no podamos llevarnos sorpresas ni por parte del cliente como del profesional ajustándose cada uno al presupuesto.

De todas maneras una vez comenzadas las obras, no es la primera vez que el cliente quiere incorporar un extra y aplicando el sentido común para bien o para mal los extras se pagan aparte y visto del lado del cliente, si el reformista no cumple con las calidades de las ventanas, pintura o por lo que sea no ha realizado el trabajo según lo pactado, el cliente tiene derecho a recibir una satisfacción con el consiguiente descuento en el presupuesto con la ventaja de que si una de las dos partes no cumple con lo pactado, el hecho de que el presupuesto esté firmado por ambas partes, facilita que en caso de que se tenga que denunciar por cualquiera de las dos partes, la justicia lo tenga claro a la hora de reclamar por las responsabilidades incumplidas.

reformas baratas

IMPORTANCIA DEL PRESUPUESTO

No se puede dar la reforma a la primera empresa de reformas que cruza el dintel de su puerta y eso todos lo sabemos, lo ideal es solicitar unos tres presupuestos  de viviendas, tampoco hace falta marear tanto la perdiz pidiendo mas presupuestos, mi consejo es que el profesional que le va a dar el presupuesto, demuestre solvencia para poder afrontar la reforma de vivienda y que no lo considere como un reto ya que apenas tiene experiencia, y es en este punto que aconsejo tirar de experiencia y que el reformista, demuestre trabajos realizados en los últimos meses, este punto vale mucho ya que si el reformista demuestra tener un equipo preparado para cumplir en tiempo y calidad, entonces tiene medio presupuesto aceptado en condiciones normales.

Una vez que tenemos los tres presupuestos de viviendas encima de la mesa, tenemos que documentarnos por nuestra parte si puede ser, ver su web, trabajos realizados y este punto es importante que el reformista deje  teléfono de algún cliente y sobre todo siempre nos cae mejor un reformista que otro porque nos entendemos mejor con él u otra cosa.

Llegado el momento de la decisión final, yo creo que el precio es lo de menos si se ha tenido en cuenta lo anteriormente comentado, mi opinión es que si por ejemplo el presupuesto ronda los 20.000€ una variación del 10%  entre los presupuestos ofertados, no es para coger la reforma más barata si solo tiene el argumento del precio.

Una vez que hay acuerdo entre el cliente y reformista, se procede a la firma por ambas partes todas las hojas del presupuesto quedándose cada uno con una copia de las dos firmas.

Yo recomiendo que se le vaya dosificando el dinero que le tiene que entregar el cliente al a la empresa según vaya transcurriendo la reforma por ejemplo 40% a la aceptación por parte del cliente, 40% a mitad de la reforma o cuando se vaya a instalar las ventanas que suponen un coste alto y el proveedor del reformista va a cobrar al contado una vez instaladas y el 20% cuando la reforma se ha realizado acorde con lo pactado en el presupuesto.