Mudanzas en la rehabilitación de viviendas: 6 Trucos que debes conocer

¿Tienes que realizar una mudanza por reforma o rehabilitación de tu vivienda? ¿Necesitas hacer una mudanza mientras que la vivienda se reforma?

No te preocupes, en este post te explicamos los trucos que debes conocer sobre rehabilitación de viviendas para que la lleves a cabo de una forma práctica y eficiente. Comenzamos.

1.     Organiza la mudanza con tiempo antes de comenzar la rehabilitación de tu vivienda

Para tener todo listo, necesitas empezar unas dos o tres semanas antes del día de mudanza.

Para ello, lo primero que te debes plantear antes de llevar a cabo mudanzas previas a la rehabilitación de viviendas, ya sea tu domicilio habitual o una segunda vivienda, es realizar un inventario con todo aquello que vayas a trasladar de forma que puedas hacer un seguimiento perfecto de todas tus pertenencias a fin de que no se produzcan pérdidas o comprobar posibles desperfectos.

Es importante ir apuntando que se coloca en cada caja de cartón, en que viaje (si la mudanza se realice en más de un porte) se trasladó la misma, si la misma es frágil o no, etc. Existen muchas cuestiones a tener en cuenta, por lo que cuanto más completa sea la relación, mejor información tendrás de cara a futuro y por tanto mejores resultados.

Es importante en este sentido, seguir un orden. Por ejemplo, puedes guardar cada habitación por separado y marcar cada caja con el nombre de la estancia a la que corresponda.

También es vital ir empaquetando aquello que no utilices de forma habitual para ir despejando la vivienda, de modo que puedas seguir con tu día a día de forma normal, pero vayas avanzando trabajo.

rehabilitacion de viviendas

Una vez tengas claro todo aquello que vas a trasladas y la forma de hacerlo, también es recomendable:

  • Comprobar si el ascensor funciona de forma correcta y se puede utilizar durante las fechas en que tenga lugar la mudanza por rehabilitación de vivienda
  • Comprobar que las puertas y ventanas por las que deban sacar tus pertenencias tienen las medidas necesarias para poder llevar a cabo el porte sea cual sea el tamaño de las mismas.
  • Conseguir una orden municipal para poder ocupar plazas en la calle a fin de poder aparcar el vehículo que llevará a cabo el transporte/mudanza. En su defecto, puedes intentar aparcar tu vehículos/s en la puerta de tu casa a fin de conseguir ese preciado aparcamiento.
  • Desconectar la nevera la noche previa y vaciarla.
  • Determinar el proveedor que llevará a cabo el traslado/mudanza y el presupuesto destinado a este fin. El precio, el número de personas necesarias y el espacio a despejar serán factores importantes del precio final de la mudanza. Para hacerte una idea del precio o presupuesto necesario para este tipo de traslados podemos ofrecer unos datos orientativos.

Por ejemplo, para una mudanza previa a rehabilitación de viviendas de un piso de unos 70-80 m2 (es decir, unos 25 m3), el precio aproximado variará entre unos 500€-600 €, eso sin tener en cuenta aspectos como el alquiler de grúa en caso de que vivas en un bloque con escaleras estrechas, vivas en un piso alto o existan problemas con la comunidad para de este modo poder subir los muebles por la fachada (esto tiene un precio aproximado de unos 160 €). Un aspecto importante a tener en cuenta al respecto, es que el tema de la franquicia debes pagarla tú (entre 90-200 €), para evitar inconvenientes en caso de que se produzcan problemas con la grúa.

Esto lógicamente irá ligado al presupuesto de reforma que te hayas fijado a la hora de tener en cuenta todos los gastos que se han llevado a cabo durante el proceso de rehabilitación.

2.     Realizar una limpieza de aquello que no necesites o alquilar un trastero

Las mudanzas son la ocasión perfecta para hacer limpieza general y tirar aquello que no utilizas o no sirve para nada. Deshacerte de todas aquellas cosas que no usas o no necesitas, facilitará el proceso de inventario y reducirá el tiempo, el coste y el número de portes (si se realiza en más de un viaje).

Si aún, así prefieres no tirar algunas de las pertenencias que no utilizas, por afecto o cualquier otra cuestión, siempre tienes la posibilidad de alquilar un trastero de forma temporal mientras se lleva a cabo la rehabilitación de la vivienda.

3.     Utilizar y conseguir cajas de cartón

Las cajas de cartón son un elemento imprescindible en cualquier mudanza, ya sea de forma previa a la rehabilitación de viviendas o por cambio de residencia. Además son muy baratas (entre 1-2€), útiles y prácticas.

Existen muchos tipos de packaging en función del tipo de elementos que se quieran transportar. Cajas de cartón de diferentes tamaños, tipos y calidades en función de las cosas que se quieran transportar en las mismas (cajas para artículos frágiles, cajas de gran volumen para elementos de gran tamaño, etc.).

Un consejo importante a la hora de utilizar cajas de cartón, es que aunque la caja sea grande (o muy grande) no es recomendable cargarlas demasiado de peso, ya que será difícil moverlas, y además al ser de cartón (un material liviano pero no muy resistente), puede resquebrajarse y provocar problemas.

Otro buen consejo cuando se utilizan cajas de cartón en mudanzas de reformas y rehabilitaciones de viviendas es procurar trasladarlas con mucho cuidado sin que nada se rompa por el camino y utilizar rollos de papel de burbujas o sábanas viejas como material aislante de forma que envuelvan los objetos más sensibles.

rehabilitación de viviendas

4.     Separar aquello que se pueda necesitar durante la mudanza

Esto es lo que comúnmente se denomina como kit de supervivencia y es fundamental en cualquier mudanza previa a una reforma o rehabilitación de viviendas.

Y es que hay elementos que son de uso cotidiano y necesario, por lo que si los guardas en cajas de cartón, por muy controladas que las tengas, siempre será un problema tener que deshacerlas para poder acceder a aquello que necesitas. Piensa que esto es algo muy poco práctico y que te generará más inconvenientes que ventajas.

Algunos elementos básicos a incluir en este kit de supervivencia serían por ejemplo los siguientes:

  • Sábanas, toallas y pijamas.
  • Neceser para el baño.
  • Ropa y calzado de uso habitual.
  • Cargadores de móvil y papeles importantes, etc.

5.     Cosas a tener en cuenta si haces la mudanza por ti mismo

Si finalmente decides hacer el porte por ti mismo con la ayuda de amigos, familia y alguna persona contratada para tal efecto, ten en cuenta que deberás tener todo planificado para poder llevar a cabo el traslado en unos pocos días (si trabajas, a lo largo de un fin de semana, ya que dejarla a medias y terminarla posteriormente al final se convertirá en un proceso más complicado, lioso y tedioso).

Nuestra recomendación, es que el traslado debe hacerse en una sola vez o a lo largo de unos pocos días contiguos para hacerla de forma correcta. Además es probable que necesites dejarla las viviendas completamente despejada de forma previa a la rehabilitación de la casa.

También recomendamos alquilar un vehículo adecuado para realizar los portes (no tu vehículo particular, ya que no será cómodo, habrá desperfectos y no abarcarás una gran cantidad de carga). Una furgoneta será la solución ideal en este caso (existen diversos tamaños en función de la cantidad de carga y volumen que necesites). El precio de este tipo de vehículos suele oscilar entre unos 70€ y 150€ en función de la compañía y modalidad de alquiler que elijas (por horas, por día, número de kilómetros, etc.).

Un consejo para intentar ser lo más eficiente posible y reducir al mínimo los costes, es aprovechar bien el espacio. Para ello puedes seguir los siguientes consejos:

  • Ponte ropa cómoda y holgada, que te de libertad de movimientos.
  • No hagas movimientos bruscos o esfuerzos excesivos para cargar cosas muy pesadas, ya que puedes sufrir lesiones. Es mejor hacer más viajes con poco peso, que hacer pocos con mucho.
  • Primero carga los muebles más voluminosos
  • Después las cajas más pesadas, de forma que aseguren los muebles más grandes
  • Posteriormente colocar las cajas más ligeras sobre las otras o el mobiliario.
  • Ve rellenando con las piezas sueltas y asegura todo con cuerdas, para que no se caiga nada.

También existen otras opciones a medio camino entre una mudanza contratada y el porte realizado por uno mismo, como por ejemplo, la posibilidad de alquilar sólo el traslado de los enseres aunque con ellos no evitas tener que desmontar muebles ni hacer cajas (tiene un coste de alrededor de 400 €).

En cuanto al tema del desmontaje de muebles, es recomendable seguir los siguientes consejos:

  • No pierdas ninguna pieza del mueble y guarda los tornillos y las piezas pequeñas de cada uno en bolsas de plástico pegadas al propio mueble con cinta de embalar o bien en una bolsa o caja a parte en la que se especifique en cada caso los elementos que contiene de este tipo y el mueble al que pertenecen.
  • Realiza un croquis de aquellos muebles que creas oportuno, ya que al volver a montarlos, puedes no acordarte de determinados pasos o no directamente no saber como hacerlo.rehabilitación de viviendas

6.     Una vez recibas todas tus pertenencias en su lugar de destino

Generalmente, con tanto bulto es difícil saber por dónde empezar. Estos consejos te serán bastante útiles para ello:

  1. Monta los muebles
  2. Deshaz las cajas
  3. Procura ir doblándolas al mismo tiempo para que ocupen menos espacio.
  4. Empieza por las cosas del baño y la cocina que es lo que generalmente suelen tener una ubicación bastante clara y ocupa bastante espacio (de forma que vayas quitando cajas y no te desanimes al ver todo lo que te falta aún). Después, continúa con los elementos del salón y los dormitorios como por ejemplo, los libros, discos, etc. También es recomendable comenzar por aquellos bultos pequeños, y posteriormente por los grandes.
  5. Deja lo frágil para el final.
  6. Enchufa el frigo (espera 24 horas para realizar este paso).

La mudanza puede ser un proceso que desanime a realizar la rehabilitación de vivienda a cualquiera,  pero con estos trucos seguro que se hace mucho más sencillo.

Por ello, ahora que ya sabes cómo hacer una mudanza de forma organizada y sencilla, ¿a qué esperas a realizar esa reforma o rehabilitación de vivienda que llevas tiempo planteándote?

Ponte en contacto con nosotros y descubre todo lo que podemos hacer por tu vivienda.