9 Materiales que quedarán genial en la encimera de tu cocina (segunda parte)

 

9 Materiales que quedarán genial en la encimera de tu cocina (segunda parte)

 

Vamos con la segunda parte de nuestro artículo9 materiales que quedarán genial en la encimera de tu cocina. En la primera parte hemos comentado en profundidad cuatro materiales que seguro quedarían genial en la encimera de tu cocina: granito, mármol, cuarzo y corian. De cada uno de ellos te hemos explicado sus características, ventajas, desventajas, limpieza, mantenimiento y precio. De esta manera queremos ayudarte a escoger el material que sea mejor para ti, según tus prioridades en cuanto a funcionalidad, estética y presupuesto. En esta segunda parte vamos a tratar cinco materiales más y con eso tendrás a tu disposición toda una completa lista donde escoger. ¡Continuamos!

 

 

La encimera de una cocina es uno de los lugares más activos de una casa, que probablemente usaremos a diario. Por eso es muy importante una elección correcta de su material, que por una parte debe ser funcional, resistente y fácil de limpiar pero por otro cumple una función estética y su acabado también debe tenerse en cuenta. Hay materiales más versátiles que otros en cuanto a acabado, algunos más resistentes al calor, otros que necesitan más mantenimiento, o que resisten peor los golpes… En la primera parte de nuestro artículo  ya hemos tratado del granito, cuarzo, mármol y corian así que continuamos con los próximos 5 materiales de encimera:

5.-  Acero Inoxidable

El acero inoxidable estaba reservado a las encimeras de restaurantes y cocinas profesionales pero cada vez más está comenzando a usarse en cocinas domésticas, sobre todo de amantes de la cocina. Se trata de un material extremadamente higiénico ya que no acumula bacterias y además resiste muy bien el calor.

 

Si eres un chef aficionado y te encantaría contar con una encimera de acero inoxidable en tu casa debes saber que es posible. Estas encimeras se componen de una tabla de aglomerado cubierta por una chapa de acero. Podemos escoger el grosor de esta capa de acero y en ese grosor irá en parte la diferencia de precio. También podremos escoger el aspecto del acabado, que puede ser pulido o satinado entre otros.

 

Ventajas: la principal ventaja de este tipo de encimera recubierta con una capa de acero inoxidable, y que es por la que se instalan en las cocinas profesionales, es su resistencia al calor. Además, se trata de un material higiénico por definición ya que repele las bacterias, lo que es una característica muy importante cuando hablamos de una encimera para la cocina donde se manipulan alimentos cada día. Por último en la lista de ventajas podemos decir que al usarse una aleación de acero, cromo y níquel, es altamente resistente a la corrosión.

 

Desventajas: a pesar de ser un material muy resistente al calor no lo es tanto a la deformación. Por lo tanto habrá que ser muy cuidadoso con golpes que podrían producir abolladuras. También es un material susceptible de rayarse con relativa facilidad, por lo que los productos abrasivos y los estropajos muy rugosos deberán mantenerse alejados de una encimera de acero inoxidable.

 

Limpieza: Lo mejor es usar solo un trapo suave de microfibra con agua jabonosa, teniendo en cuenta que es importante secar bien porque las gotas podrían dejar marcas en el material. Deberemos mantener alejados productos abrasivos y estropajos muy rugosos para evitar rayaduras que dejen el material opaco sin el brillo original. Existen productos específicos sobre todo para recuperar el brillo perdido tras el tiempo de uso.

 

Precio: Medio. El precio ronda los 150-190 €/metro lineal, dependiendo del grosor de la capa de acero.

 

6.- Madera

 

La madera es un material noble muy utilizado en decoración, y aunque a priori no parece el material más adecuado para una cocina esto no es del todo cierto. La madera aporta calidez a cualquier espacio y además es un material ecológico que puede ser reciclado, lo cual no deja de ser un argumento a tener en cuenta. Aunque los criterios estéticos que nos pueden llevar a usar la madera en la encimera de la cocina parecen claros, queda por dilucidar si se trata de un material funcional en una espacio que usamos a diario y sometido a un alto nivel de actividad.

 

Aunque podría pensarse que la madera es adecuada solo para decoración de ambiente rústico, en realidad se puede combinar con otros materiales para crear una decoración más vanguardista, como con acero inoxidable o vidrio. Los tipos de madera más usadas para encimeras son el haya, roble o nogal. En los últimos años también se ha generalizado el uso de encimeras de madera tropical, como puede ser iroko, wengué, ipe o jatoba. Nosotros recomendamos este tipo de maderas más para el baño que para la cocina ya que son muy adecuadas para la humedad pero quizás algo menos resistentes.

 

Ventajas: La madera es un material noble y bello que dotará a nuestra cocina de belleza y personalidad. Tiene muchas posibilidades de combinación con otros materiales y puede crear ambientes desde más tradicionales a más modernos según de qué se la rodee.

 

Desventajas: la madera no debe mojarse durante mucho tiempo, y aunque se le apliquen productos durante el barnizado que la hacen más resistente a la humedad lo cierto es que debemos ser especialmente cuidadosos con este aspecto si queremos una encimera de madera en nuestra cocina. También habrá que tener cuidado con rayaduras y golpes. Se trata por tanto de un material muy bello pero que no es especialmente resistente al calor, el agua ni las rayaduras. Requiere un mantenimiento periódico para que su aspecto siga siendo brillante y bonito.

 

Limpieza y mantenimiento: las encimeras de madera pueden usarse en la cocina y pueden tener un aspecto perfecto pero es necesario dedicarles un mantenimiento porque si no su aspecto será definitivamente poco estético. La madera requiere un cepillado, lijado y barnizado una o dos veces al año dependiendo del uso que hagamos de ella. Eso si, con este mantenimiento es perfectamente posible disfrutar de una encimera de madera en perfecto estado.

 

Precio: Medio-Bajo, requiere mantenimiento. Según el material y el grosor los precios parten desde los 80€/metro lineal.

7.- Azulejos

Las baldosas de cerámica son una opción muy interesante y además con un precio estupendo. Está claro que responden a un tipo de decoración y estética muy específica pero si el resultado es de tu agrado lo cierto es que es un material muy agradecido.

 

Ventajas: se instalan de forma muy fácil y práctica, se limpian fácilmente y además son baratas. Tienes innumerables opciones de decoración ya que los motivos y colores son ilimitados y además puedes jugar con las formas, ya que otro de los materiales muy utilizados es el gresite o pequeñas baldosas, que gracias a la colocación mediante una malla son también muy utilizados actualmente.

 

Desventajas: Realmente la única desventaja es que debe gustarte la estética y que debes tener muy claro el efecto visual que quieres conseguir. Existen combinaciones realmente bonitas de varios tipos de azulejos, muebles e incluso paredes pero se trata de diseños algo atrevidos que sin duda van a condicionar la decoración de tu cocina. Pero sin duda, una opción a tener en cuenta.

 

Limpieza: la limpieza es realmente sencilla, con un trapo de agua con jabón y suele tratarse de materiales bastante resistentes.

 

Precio: Bajo. Aunque depende muchísimo de qué tipo de baldosa escojas lo cierto es que el coste es bajo si lo comparamos con otro tipo de materiales.

8.- Vídrio

Las encimeras de vidrio se han puesto de moda y se están instalando en varias reformas de viviendas. En concreto se utiliza vidrio templado de seguridad. Y no es de extrañar ya que aúnan los dos aspectos fundamentales que debe tener cualquier encimera: diseño y funcionalidad.

 

Ventajas: se trata de un material resistente a la temperatura y a los impactos y muy fáciles de limpiar. No se rayan con facilidad y es un material ecológico prácticamente en su totalidad. Los acabados son realmente bonitos y atractivos y proporciona un ambiente neutro y luminoso,  por lo que es la opción perfecta para cocinas de estilo contemporáneo. Se le puede poner iluminación desde abajo. No necesita sellarse,  resiste altísimas temperaturas y se pueden pulir los pequeños arañazos que puedan ocasionarse.

 

Desventajas: Aunque tienen solución, los pequeños rayones suelen ser habituales en este tipo de superficie. Para que esté perfecto habrá que mantenerlo cuidado y realizarle las reparaciones oportunas.

 

Limpieza: La limpieza es fácil y rápida, existen gran cantidad de productos específicos para este tipo de superficie y si no un paño con agua jabonosa será suficiente. Habrá que tener cuidado, eso sí, con estropajos muy rugosos que pudieran producir arañazos superficiales.

 

Precio: Medio-Alto. Suele rondar los 150€-200€ por metro lineal, aunque según el diseño y grosor pueden ser más caras.

 

9.- Laminados y materiales sintéticos

 

 

Se trata de uno de los materiales más populares, tanto por su precio bajo como porque se trata de materiales que han mejorado mucho en las últimas décadas. Están realizadas con aglomerado o láminas de madera y recubiertas con una lámina de material sintético. Pueden imitar a otros materiales como la madera o el granito con acabados bastante convincentes visualmente. Por tanto se trata de una solución rentable y bonita.

 

Ventajas: Es una de las opciones más económicas del mercado, perfecta para cocinas que no se usan demasiado. Los acabados son muy variados y seguro que podrás encontrar el que tienes en mente.

Desventajas: Lógicamente, y al ser un material low-cost no es tan duradero como otros materiales. Se queman y rayan con facilidad y hay que tener cuidado con el exceso de humedad que puede deteriorarlos. Además, si se estropean la reparación no será posible.

 

Limpieza: se limpian fácilmente, con agua jabonosa y un paño suave.

 

Precio: Bajo. Es la gran ventaja de este tipo de material, ya que se pueden encontrar desde los 20€-50€ el metro lineal.

 

Ahora si tenemos nuestra lista completa de 9 materiales que quedarán genial en la encimera de tu cocina. ¿Ya te has decidido por el tuyo?