BAÑO PEQUEÑO, COMO SACARLE PARTIDO  

 

BAÑO PEQUEÑO, COMO SACARLE PARTIDO  

 

Los baños se han convertido en uno de los espacios más funcionales de nuestros hogares sobre todo si son baños  pequeños y queremos sacarle partido. Y no sólo para cumplir con las necesidades básicas que se le relegan ya de por sí a ese lugar; sino que, también, cumple con otras funciones más sofisticadas de la vida contemporánea. Por ejemplo, reformar un baño para darle un toque más moderno, agrega un valor al espacio que lo hace idóneo para convertirse en ese rincón de la casa donde relajarse después de un duro día.

Pero, por desgracia, no todos vivimos en la casa de nuestros sueños y ello conlleva a que el espacio es el que es, con unas medidas y unas disposiciones determinadas, limitándonos bastante. No obstante, como se sabe popularmente, el tamaño no es lo que importa, sino lo que se hace con él.

Si tu baño es pequeño,  te enseñamos como sacarle partido, no te preocupes. En Reformas-servicios te damos unas cuantas ideas para que, tú y tu familia le saquéis todo el partido a un baño pequeño.

 

Las reformas integrales: el cambio radical

Hoy en día, lavamanos, duchas, bañeras y retretes de todas las formas, colores y tamaños, lo que significa que podemos repensar el espacio cómodamente. ¿Qué es lo que falla, actualmente en nuestro baño pequeño? ¿La bañera es demasiado grande? ¿El lavamanos es inmenso para la función que da? Saber cuál es el ítem que falla dentro de nuestro baño y cambiarlo por otro más funcional, mejorará la distribución del espacio, en un 100% por 100%.

Por ejemplo, en lugar de elegir un lavamanos con un tocador o cajonera debajo, opta por uno mucho más minimalista, que sólo lo integre la pieza del fregadero y verás como ocupará mucho menos espacio y no pierdes nada. También existe una extensa variedad de inodoros, otro de los elementos del baño que siempre son necesarios pero que pueden ocupar mucho menos espacio si escogemos el adecuado.

Paneles de vidrio para baños pequeños

Deshazte de las anticuadas cortinas de baño y moderniza tu baño pequeño con un panel de vidrio para la ducha. La cortina de ducha tradicional actúa como una división visual que hace que la habitación parezca más pequeña, mientras que las puertas y paneles de vidrio crean un flujo continuo de luz en toda la estancia, lo que la hace un lugar mucho más abierto.

Las mamparas de ducha también les ganan la partida a las cortinas de ducha, puesto que ahorran más espacio; aunque, a nuestro parecer, de una manera menos sofisticada de como lo hacen los paneles de vidrio. Además, los paneles son muchísimo más fáciles de limpiar.

 

 

Reajusta la iluminación del baño

Otra de las maneras en las que ganamos funcionalidad sin tener que hacer grandes reformas ni cambiar ni una sola pieza seria reajustando la iluminación del baño. La idea es que esa estancia, por pequeña que sea, nos sea más versátil y permita evocar distintos ambientes en función del estado de ánimo.

Poner unos focos adicionales con una luz más tenue o un interruptor que atenúe la de la principal pueden ser pequeños cambios que generen nuevas perspectivas en un baño pequeño. Lo recomendable es disponer de una luz brillante para las mañanas y una auxiliar, con una iluminación más ambiental, para esos momentos donde buscamos relajarnos.

Gana espacio: otras opciones de almacenamiento

El almacenamiento en cualquier hogar es increíblemente importante, y, desde luego, en un baño también. Todos necesitamos un lugar donde guardar las toallas, los cosméticos, los rollos de papel higiénico y los demás productos de limpieza; entonces, ¿por qué no considerar ese espacio de almacenamiento en algún lugar discreto y que normalmente no utilizamos?

Por ejemplo, ocupar los espacios más altos con estanterías u otros tipos de muebles puede ser una opción muy acertada en baños pequeños. Hay infinitos tipos de estantes, canastas verticales y/o armarios cerrados que cumplen con la función de almacenamiento en el baño sin ocupar espacio.

 

Moderniza un baño pequeño y gana en calidad de vida

Jugar con la ilusión visual de un espacio es otro de los elementos que podemos utilizar para ganar funcionalidad en un baño pequeño. Modernizar los accesorios del baño, además de ser cambios sutiles, sin suponernos un gran coste, nos hará ganar en calidad de vida en el momento de residir allí y, además, aportará un valor añadido de reventa a nuestro hogar.

Reemplazar la grifería y los cabezales de ducha por otros diseños más modernos (en colores cromados o cobrizos), nos puede hacer vivir nuestro baño de una forma más relajante, como si ese pequeño lugar ahora cumpliera con las funciones de un spa.

Cambia los azulejos o el color del baño

En una estancia pequeña es un error colocar azulejos pequeños, ya que reafirmará el poco espacio del baño. Por el contrario, si elegimos un azulejo más grande, como hay menos líneas en la pared que rompan esa área, se verá mucho más espacioso. También, escoger un patrón sutil, que se adapte a los tonos del baño, otorgará un aspecto mucho más limpio y agradable.

En un espacio pequeño, evita los colores llamativos y oscuros, ya que estos evocaran la sensación de cerrado. Elige colores neutros para las paredes y el techo, hará que se respire un aire mucho más ligero. Si no lo puedes evitar y necesitas darle, sí o sí, un toque de color, para no perder de vista la funcionalidad del espacio, nuestra recomendación es que el color se lo des a través de los accesorios.

 

Espejos y otros trucos para maximizar el espacio de tu baño

Los espejos son otro de los elementos importantes de un baño y no deben subestimarse. En un baño pequeño, los espejos pueden hacernos mejorar en calidad de luz y, si se distribuyen de manera correcta, nos permiten un juego visual súper estético.

Sea cual sea tu estilo, lo importante no es la forma o el color del espejo en sí, sino la colocación dentro del baño. Es interesante considerar lo que se va a reflejar antes de colocarlo, definitivamente, en la pared. Podemos optar por colgarlo de manera que refleje la luz natural de la ventana, aumentando, visualmente, el área, generando más luz de lo habitual.

De una forma más trivial, pero no menos importante, podemos considerar la recolocación de otros objetos que, tradicionalmente, relegamos al baño, ganando un espacio considerable dentro de ese baño pequeño, sin que esto influya negativamente en el resto de la distribución de nuestro hogar. Uno de estos objetos son las cestas de la ropa: al quitarlas del baño y cambiarlas a otra estancia (como por ejemplo los dormitorios), estaremos haciendo que el baño se vea mucho más grande, además de más limpio, simple y funcional.

 

Ahora, te toca a ti

Como habrás podido comprobar, en algunos casos los cambios que te proponemos sólo implican modificaciones sencillas que podemos hacer nosotros mismos; pero, en otros casos, son reformas integrales del baño, por lo que necesitarás la intervención de expertos.

En Reformas-servicios estamos a tu entera disposición, tanto para llevar a cabo cualquiera de las propuestas que te hemos dado como para realizar esa reforma del baño que tienes en mente, sea cual sea su tamaño.

Solicítanos un presupuesto para la reforma de tu baño, ¡sin compromiso!