Quiero reformar la cocina, pero… ¿cuánto puede costarme?

Quiero reformar la cocina, pero… ¿cuánto puede costarme?

¿Acabas de comprar una vivienda, pero la cocina no va contigo y quieres cambiarla? ¿Llevas tiempo queriendo reformar la cocina de casa, pero te da miedo el gasto que te supondrá?
Si estás en cualquiera de estas situaciones, no te preocupes, acabas de aterrizar en el lugar adecuado para conocer todo aquello que es imprescindible sobre el tema. Somos expertos en todo tipo de reformas de cocina en Madrid, ¡sabemos cómo ayudarte!

Reformar la cocina: uno de los servicios más solicitados

Dado que la cocina es una de las habitaciones que más desgaste tiene dentro de un hogar, además de ser una estancia que reúne ciertas cualidades específicas (de temperatura y humedad, sobre todo), es, por excelencia, uno de los espacios que más reformas demandan a lo largo de su vida útil.

Ya sea porque acabamos de adquirir una nueva vivienda y no nos convence la disposición o el estado de la cocina, o, porque necesitamos darle un aire rejuvenecido a la cocina que ya tenemos, la pregunta a plantearse es la misma: ¿cuánto me costará reformar la cocina?

Por la complejidad de elementos a tener en cuenta en cualquier reforma de cocina, el coste, generalmente, suele ser elevado. Partiendo de aquí, el hecho de jugar con la calidad, tanto de los materiales como de los trabajadores que la llevarán a cabo, suponen matices determinantes a la hora de calcular el precio final de la reforma de cocina.

Algunos preámbulos antes de reformar la cocina

Si nos ha llegado ese momento en el que nos planteamos reformar la cocina, darnos un tiempo para pararnos a reflexionar sobre cómo queremos y necesitamos que sea ese espacio es totalmente legítimo y productivo.

Este periodo de reflexión, por una parte, nos ahorrará tener gastos imprevistos en detalles banales y, por otra parte, nos ofrecerá una idea mucho más definida sobre el estilo que queremos para nuestra cocina, con la que tendremos que convivir y ver muchos años. Por ello, estos dos factores, el estilo y las necesidades a cubrir, son los dos ítems que tienen que vehicular nuestras decisiones a largo plazo.

En este sentido, hay que tener en cuenta que abaratar costes puede salir caro; si los materiales no son mínimamente de cierta calidad, su uso puede ser totalmente contraproducente y provocar que la próxima reforma de cocina tenga lugar mucho antes de lo esperado. De igual modo ocurre con los trabajadores: el personal no cualificado puede suponernos una derrama añadida al precio final de la reforma de cocina.

Elementos generales en la presupuestación de la reforma de cocina

• La encimera: es uno de los gastos más elevados dentro de cualquier presupuesto de la reforma de una cocina. Según una media estimada a partir de los presupuestos que nosotros mismo realizamos, calculamos que la encimera supone una quinta parte del coste total de la reforma de cocina. No obstante, existen diferentes tipos de encimeras, por lo que hay diferentes precios y distintas cualidades, siendo bastante amplio el abanico de ofertas.

• La demolición: la mayoría de veces, la demolición de la cocina (o de una parte de ella) es inevitable. Tanto la parte del revestimiento como la del desmontaje de muebles están incluidas en esta parte del servicio, además del traslado y del transporte de todo lo extraído.

• El mueble: junto con la encimera, es otro de los gastos más elevados: podría suponer, perfectamente, un 25% del precio total. El mueble de cocina se compone, principalmente, de una gran estructura base a la que se le añaden, por lo general, estanterías, cajones, separadores… Al ser uno de los procesos más personalizados, no tiene un precio exacto de antemano, lo que, por otra parte, hace el precio más flexible y versátil.

• El revestimiento: casi cualquier reforma de cocina conlleva un cambio de paredes e, incluso, en ocasiones, del suelo. La cerámica es uno de los materiales más utilizados en el revestimiento de paredes debido a que ofrece una gran resistencia, además de múltiples formatos y diseños. El coste va en función de los metros cuadrados, por lo que dependerá tanto del tamaño de la superficie a revestir como de la calidad de los materiales.

Otros elementos que influyen en el presupuesto

Otro de los ítems más importantes a tener en cuenta en toda reforma de cocina es el tema de las instalaciones, la de agua y la de luz. Es esencial que, en el momento de realizar la reforma, tengamos presente revisar la instalación actual de ambos servicios, puesto que debemos asegurarnos de que cumple con la normativa legislativa vigente; en el caso de no hacerlo, incluiremos la reinstalación de los servicios dentro del presupuesto.

La luz

Por una parte, tendremos en cuenta el sistema eléctrico, ya que es muy posible que con la reforma de la cocina en general debamos intervenir en el cableado, adaptándolo a la nueva disposición y teniendo presente la normativa eléctrica específica (por ejemplo, se debe guardar una distancia mínima en la colocación de las tomas de luz).
En este sentido, la reforma puede incluir desde la instalación de interruptores simples, a tomas de luz para los diferentes electrodomésticos, enchufes, aperturas o cierres de regatas o la colocación de mecanismos algo más complejos.

El agua

Por otra parte, hay que tener en cuenta la instalación de agua, la cual es posible que esté constituida por un sistema de tuberías fabricadas aún de hierro o plomo, materiales que, actualmente, no cumplen con la normativa vigente. No debemos limitarnos a cambiar únicamente aquello que es visible a los ojos, sino que debemos poder garantizar, con la nueva reforma, un funcionamiento óptimo, funcional y duradero.

Por lo tanto, deberemos tener en cuenta que deberemos disponer de materiales como tuberías y desagües, tanto de PVC como de cobre. Además, no nos podremos olvidar tampoco de introducir, si es necesario, nuevos elementos que nos ayuden a separar la cocina del resto de estancias, para evitar la filtración de humedad, entre otras cosas.

¿Quieres un presupuesto adaptado a tus necesidades?

Entonces, sólo tienes que contactarnos para solicitarlo, sin ningún tipo de compromiso. Nos adaptaremos tanto a tus necesidades económicas como estilísticas. En el caso de aceptar el presupuesto de la reforma de cocina que te propongamos, el pago final se fraccionaría en tres veces, coincidiendo con distantes fases del proyecto: compra del material, instalación de los muebles y finalización de los servicios.

Obviamente, todos los elementos que hemos valorado en este post estarían totalmente contemplados y adaptados según tus necesidades. Por ese mismo motivo, lo ideal es conocer, cuanto más concretas mejor, aquellas especificaciones que tendrá la reforma de cocina; en el caso de no tenerlo claro, ofrecemos servicio de asesoramiento.

¡Pídenos tu presupuesto!